HISTORIA DE UNA MUJER: ESPOSA, MADRE

Pasa ya de los cuarenta, y no sabe que ha hecho de su vida, ni lo que va a ser de ella. Siempre pensó que le iría bien en la vida, pero ha sido una vida llena de contratiempos, de pensar que las cosas mejorarían, que un año de estos triunfaría, de ir tirando a duras penas y de no saber como seguir.... Pero las cosas no mejoran, no llega el año del triunfo y sigue sin saber como seguir.

No tiene unos grandes estudios, con esfuerzo, consiguió terminar la entonces llamada EGB y BUP y ahí se quedó. Habrá quien piense que no lo hizo bien, pero seguramente hizo lo que creía mejor, buscó trabajo y con la inexperiencia y los pocos estudios que tenía encontró trabajo de dependienta en una tienda de ropa de barrio, donde ni siquiera la contrataron, pasó de ahí a cuidar de dos niños y hacer las tareas domésticas, ¡que buen trabajo para una chica de 16 ó 17 años! pero seguramente es lo que merecía por su falta de interés en los estudios y quizás la falta de espectativas por su futuro. De ahí pasó a ser vigilante de probadores en unos grandes almacenes muy conocidos por todos.... (tambien tenía muy buena pinta el trabajo) en seis meses fuera, a la filas del paro... despues vinieron otras casas para limpiar y poco más....Un intervalo para la boda despues de 7 años de noviazgo volvemos a trabajar en otra casa, habia que pagar el piso, unos años despues nace su primer hijo y entonces deciden, entre los dos, que es mejor que se quede en casa, para cuidar el retoño, el único esfuerzo que esto supone es el economico, pero creen que merece la pena y asi lo hacen, él padre trabaja fuera y ella cuida de la casa y de su marido e hijo.

Para ella no es malo, no supone un sacrificio, lo hace encantada, disfruta enormemente cuidando de su pequeño y esperando el momento de que llegue el marido para estar todos juntos. Al final deciden que siga en casa y no salga a trabajar. Ella no lo lamenta, quizas porque los trabajos que podría encontrar no suponían un gran aliciente, a no ser el monetario y no siempre es lo más importante tal vez porque con lo que encontrase no sería demasiado lo que pierde y sí mucho lo que gana estando en casa, esperando la llegada de los suyos y viendo la cara de felicidad al ver a su hijo.


Y ahora con los cuarenta pasados se encuentra que no tiene experiencia laboral, que sus estudios son muy limitados que ahora tiene dos hijos y que alguno piensa que es aburrida la vida que lleva y no digo que no tenga algo de razón pero sé que no lo cambiaría por nada, que seguramente alguien vendrá y le dará una patada, pero lo que ha hecho lo ha hecho porque es lo que queria, que nadie le obligó, que no se arrepiente, a no ser de haberse abandonado un poco en cuestión cultural, que seguramente lo volvería a hacer y que se alegra al oir que sus hijos tienen otro punto de vista y que quieren hacer las cosas por ellos mismos, no tener a nadie que "les mantengan" y no aburrirse en casa pudiendo hacer otras cosas.

Estoy segura que les diría: "hijos eso es lo que quiero que hagais, que os sepais valer por vosotros mismos, que seais capaces de hacer todo lo que se os ocurra, que siempre seais felices, que nadie decida por vosotros.... "pero yo, no me he sentido mantenida hasta que os lo he oido decir a vosotros, siempre he pensado que mi trabajo consistia en lo que he hecho, ya se que por él no he sido remunerada, pero vuestro padre nunca me lo ha echado en cara, creo que lo ha agradecido lo mismo que yo le agradezco que salga todos lo días a trabajar para que podamos tener lo poco o mucho que tenemos, para que todos podamos comer, verstir, etc. esto fue un acuerdo mutuo y no me arepiento".
Esta es la historia de una mujer: esposa, madre, espera ser abuela algún día, una mujer como muchas que se siente....¿como os sentís?



  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

3 comentarios:

Flores dijo...

Uf¡¡¡, no se que decir...
Las cosas vienen como vienen y en cada momento las hacemos lo mejor que creemos, cada uno ha tenido su trabajo, tu en un lado y yo en otro. M alegro de que no te hayas perdido nada de la infancia de este par de ellos y me lo hallas podido contar todo todo. Si hubiera que volver atrás... seguramente haiamos las cosas muy parecidas, solo cambiaría una cosa: intentaría daros un poquito mas de mí, en todos los sentidos.
Os daría los montones de besos con los que me he quedado...

{KriiS*} dijo...

Mal, muy mal.
Lo siento..

Laura dijo...

Quédate con lo bueno, lo que has disfrutado de tus peques. Yo estoy en el otro lado. Aun no tengo niños, pero ya me agobia pensar que el día que tenga un bebé solo podré disfrutarlo plenamente los cuatro primeros meses, que quizá me perderé sus primeros pasos. Podrán "presumir" de que su mamá es ingeniera pero... ¿es eso tan importante? Hace tiempo yo también era de las que decía que no quería ser como mi madre, que quería ser independiente, creo que lo soy, que he tenido lujos que ella nunca tendrá, pero ya no lo tengo tan claro porque ¿podré permitirme el lujo de disfrutar de mis hijos y nietos como lo ha hecho ella? Así me siento.... Besos y suerte!

Publicar un comentario